Noticias

Bebidas Energizantes pueden Aumentar Riesgo de Enfermedad Cardíaca en Jóvenes

Un nuevo estudio reveló que consumir una bebida energizante de 16 onzas, 473 milímetros, puede provocar aumentos potencialmente nocivos en los niveles de la hormona del estrés como en la presión arterial en los corazones de los jóvenes sanos. El estudio fue presentado durante las sesiones científicas 2015 de la Asociación Estadounidense del Corazón cuyos resultados fueron publicados en la revista de la Asociación Médica Americana.

“Anteriormente se había descubierto que el consumo de bebidas energizantes aumentaba la presión arterial en jóvenes sanos”, explicó la Dra. Anna Svatikova, cardióloga en la Mayo Clinic, en Rochester, Minnesota y primera autora del estudio. Ahora se demostró que el aumento en la presión arterial viene acompañado por incrementos en la norepinefrina u hormona química del estrés, lo que puede predisponer a un mayor riesgo de eventos cardíacos, incluso en gente sana”.

BEBIDA ENERGÉTICA PELIGROSA PARA EL CORAZÓN DE LOS JÓVENES SANOS

Tras beber una lata de 16 onzas los adultos jóvenes experimentaron un aumento del 74 por ciento de los niveles en sangre de la hormona de “lucha o huída”, norepinefrina. Health Day , Medline Plus

Los científicos de Mayo Clinic llevaron a cabo un estudio piloto, aleatorio, controlado mediante placebo en 25 voluntarios sanos con una edad promedio de 29 años. Todos los participantes consumieron una bebida energizante de 16 onzas y un placebo en orden aleatorio, dentro de un período de cinco minutos y en dos días diferentes, separados por un lapso máximo de dos semanas. La bebida del placebo tenía sabor, consistencia y color similares a los de la bebida energizante, pero carecía de cafeína y otros estimulantes, como taurina, guaraná y ginseng.

Después de consumir la bebida energizante, no solamente aumentó la presión arterial en los voluntarios del estudio, sino que los niveles de norepinefrina subieron casi 74 por ciento, comparado frente a un aumento de 31 por ciento después de beber el placebo, agregó la Dra. Svatikova. La presión arterial sistólica aumentó después de consumir la bebida energizante en un 6 por ciento, comparado frente a un 3 por ciento con el consumo del placebo.

“Estos resultados plantean que las bebidas energizantes deben consumirse con cuidado, debido a los posibles riesgos para la salud”, comenta la Dra. Svatikova. “Preguntar a los pacientes si consumen bebidas energizantes debe convertirse en algo habitual para los médicos, especialmente al interpretar los signos vitales dentro de un contexto agudo”.  “La preocupación es que si estas respuestas se observan en jóvenes sanos, quizá el efecto de las bebidas energéticas sean más pronunciados en personas que ya tienen hipertensión o arritmias”, lo que conduciría a más ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, advirtió Svatikova.

Otros autores del trabajo por parte de Mayo Clinic fueron la Dra. Naima Covassin, Kiran Somers, Krishen Somers, el Dr. Filip Soucek, el Dr. Tomas Kara y Jan Bukartyk, Magíster en Ciencias.

Datos y Conceptos de Interés para el Consumidor

Las bebidas energéticas pueden contener hasta cinco veces más cafeína que una taza normal de café, según la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental, SAMHSA, por sus siglas inglesas, de EE. UU.

“Esos productos no son benignos, y no hay límites al consumo de los individuos de dichos productos”, comentó Linda Van Horn, profesora de medicina preventiva y nutrición de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad de Northwestern, y vocera de la Asociación Americana del Corazón. Debido al tamaño pequeño del estudio “probablemente sea prematuro plantear alguna preocupación o advertencia específica sobre estos productos”, añadió Van Horn.

Pero tanto Van Horn como Svatikova dijeron que los médicos deben tomar nota de este posible efecto, y pensar en pedir a los pacientes cardíacos que eliminen las bebidas energéticas de sus dietas. “Cómo médicos, quizá debamos preguntar a las personas sobre su consumo de bebidas energéticas y tomarlas en cuenta cuando interpretemos sus señales vitales en las emergencias”, aconsejó Svatikova. “En cuanto a los consumidores, deben tener cuidado cuando consuman bebidas energéticas, porque podrían aumentar su riesgo de problemas cardíacos repentinos, incluso en los jóvenes”.

Los principales fabricantes de bebidas energéticas de Estados Unidos muestran el contenido total de cafeína en sus paquetes, junto con advertencias que dicen que las bebidas energéticas no se recomiendan para los niños, las mujeres embarazadas o lactantes, ni nadie que sea sensible a la cafeína, añadió la asociación.

En Colombia está aprobado su consumo desde los 14 años, pero actualmente y por solicitud del Consejo de Estado, el Ministerio de Salud deberá actualizar la norma, tendiente a que se permita su consumo a partir de los 18 años y que se informe oportunamente a los consumidores sobre los efectos de estos productos para la salud en las etiquetas.

Acerca del autor

elpacientecolombiano

La Fundación Periodismo en Salud tiene como objeto generar, facilitar y promover información rigurosa y vital en salud para los hispanoparlantes. Es una persona jurídica autónoma, con carácter de Fundación, sin ánimo de lucro, con capacidad de ejercer derechos y contraer obligaciones. No tiene carácter alguno de tipo religioso, político o partidista.
Actualmente estamos orientados hacia la construcción de un nuevo y mejor algoritmo para comunicar y reportar la salud mental para hispanoparlantes.
Bogotá, Colombia
Contacto: elpacientecolombiano@gmail.com

Leave a Comment