Noticias

El Agua que Tomamos en Colombia ¿Fuente de Vida o de Muerte?

Anualmente mueren 847 mil personas en la Región de las Américas por vivir en ambientes poco saludables producidos por la contaminación del agua.

Organismos globales como la OMS-Organización Mundial de la Salud-están alertando sobre éste grave problema para la salud pública. Cerca de una cuarta parte del total de muertes en el mundo son producidas por factores de riesgo ambientales asociados al consumo de agua y aire contaminados. Alrededor de 100 enfermedades no transmisibles como el ACV-accidente cerebro vascular cánceres, neumopatías crónicas y enfermedades diarreicas son producidas al consumir agua contaminada o ingerir alimentos cultivados y regados con aguas mal tratadas.

Los más afectados por los riesgos ambientales asociados al consumo de agua contaminada son los menores de cinco años y los adultos de 50 a 75 años. Las infecciones de las vías respiratorias inferiores y las enfermedades diarreicas afectan especialmente a los menores. Se calcula que la contaminación del agua provoca más de 502 mil muertes por diarrea al año.

Cuenca contaminada Río Bogotá

En todo el mundo, al menos 1800 millones de personas se abastecen de una fuente de agua potable que está contaminada por heces.

Para la OMS “el agua contaminada también puede transmitir enfermedades como el cólera, la disentería, la fiebre tifoidea y la poliomielitis”.

Afirma la OMS que de aquí al 2025, la mitad de la población mundial vivirá en zonas con escasez de agua. En los países de ingresos bajos y medios, el 38% de los centros sanitarios carecen de fuentes de agua, el 19% de saneamiento mejorado, y el 35% de agua y jabón para lavarse las manos.

Por esto, son tan importantes los hallazgos encontrados por la CGR Contraloría General de la República- en auditoría realizada a la Cuenca del Río Bogotá y que auditó el período comprendido entre el 2012 y el primer semestre de 2015.

En la Cuenca del Río Bogotá Viven Cerca de 9 millones de Personas y es la más Contaminada de Colombia

La CGR encontró en su última auditoría que la gestión desarrollada en el programa “Gestión de Recursos Destinados para la Protección, Conservación, Saneamiento y Descontaminación de la Cuenca del Río Bogotá” es con deficiencias.

Hallazgo preocupante para los 8.5 millones de personas que viven en Bogotá y que utilizan sus aguas para el consumo humano y actividades agropecuarias. Las actividades económicas desarrolladas en su cuenca corresponden al 25% del total nacional y la mayoría de sus tóxicos y desechos industriales se los debe a Bogotá.

Aclara la auditoría, que el Río Bogotá es una de las mayores fuentes de contaminación del Río Magdalena, a cuyas aguas lleva tóxicos como el Cadmio, Cromo, Mercurio, Zinc, Arsénico y Plomo.

Otros Hallazgos de importancia para la Salud Pública de los Colombianos

  • Hay deficiencias en el seguimiento a los permisos de vertimiento.
  • Inadecuada selección y contratación de consultores, según las normas establecidas por el Banco Mundial.
  • Las deficiencias en la información financiera, incluyen legalización de anticipos y manejo contable de contratos de obra registrados como intangibles.
  • El valor inicial del proyecto era de $971.897 millones de pesos. Actualmente es de 6 billones, esto es, un 72.58% más de lo presupuestado. Estima la Contraloría que se debe al efecto de la tasa de cambio y al aumento de los costos por no haberse ejecutado de acuerdo a los términos acordados.
  • La CGR evidenció que entre el 2012 y el 2015 no se midieron los mismos parámetros de calidad hídrica de tres metales que son potencialmente tóxicos: plomo, mercurio y arsénico. Un 93% del plomo absorbido por el cuerpo se acumula en los huesos y desplaza al calcio. El mercurio orgánico se acumula en los peces consumidos por las personas. La mayoría del arsénico presente en el organismo se debe a la ingestión de alimentos y agua contaminada con él. Una vez consumido se almacena en el hígado, riñones, corazón, huesos, dientes y pulmones. Más grave aún es que atraviesa la barrera placentaria para así producir daños en el feto.
  • Argumenta el ente auditor que “Surge el riesgo de que la falta de medición de éstos parámetros pueda generar vacíos de información relevante para la toma de decisiones reales sobre la calidad del agua a usar o distribuir..”
  • Hay un riesgo alto para la toma de decisiones frente a los usos que puede o no tener el agua del Río Bogotá, pues hubo un alto porcentaje de tramos que no fueron incluidos en el muestreo y que son de interés para la salud pública de los colombianos.

La auditoría concluye que los atrasos ocurridos en el Proyecto de Adecuación Hidráulica y Recuperación Ambiental del Río Bogotá se ven reflejados en la contaminación del medio ambiente, lo cual incide en la salud humana de los habitantes del sector.

AGUA POTABLE

La presencia de altas concentraciones de bacterias coliformes es un indicio de que el agua está contaminada con aguas negras u otro tipo de desechos en descomposición. Este es un indicador de contaminación fecal.

Aquí puede leer el informe completo de la auditoría liberada.

El Programa de Monitoreo del Río Bogotá respondió a la CGR que “los modelos de calidad del agua del Río Bogotá se encuentran debidamente calibrados con base en la información recolectada en las diferentes campañas. Una vez que la Contraloría General de la República analizó las respuestas de la CAR, confirmó en la mayoría de los casos los hallazgos administrativos y disciplinarios. La gestión inadecuada de las aguas residuales urbanas, industriales y agrícolas conlleva a que el agua que beben millones de personas se vea peligrosamente contaminada o polucionada químicamente.

Ambientes más sanos para mejorar la salud

«Un ambiente sano es la base de la salud en la población», señala la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS. «Si los países no adoptan medidas para que los ambientes en los que se vive y se trabaja sean sanos, millones de personas seguirán enfermando y muriendo prematuramente».

Cuenca del Río Bogotá II

Cada año podría evitarse la muerte de 1,7 millones de menores de cinco años y de 4,9 millones de adultos de entre 50 y 75 años con una mejor gestión del medio ambiente.

El Río Bogotá es una de las principales fuentes de contaminación del Río Magdalena, aún considerada la principal arteria fluvial del país. Son varias las estrategias para reducir las muertes producidas por la contaminación del agua, todas ellas en manos de los organismos de control y de la comunidad a través de mejores campañas educativas.

Un buen ejemplo de buenas campañas educativas lo tenemos en Amarapuri (Nepal), donde se detectó que la defecación al aire libre era un riesgo para la calidad del agua y que contribuía a la propagación de enfermedades en la zona. Allí, se construyeron inodoros en cada vivienda del poblado, que fue declarado por el gobierno local «zona en la que no se practica la defecación al aire libre».

Con la mejora del acceso al agua potable, un saneamiento adecuado por parte de los organismos competentes y el fomento de la higiene de las manos, se reducirían las enfermedades diarreicas que producen tantas muertes y que generalmente están asociadas con las poblaciones más desatendidas y olvidadas de Colombia.

Acerca del autor

elpacientecolombiano

La Fundación Periodismo en Salud tiene como objeto generar, facilitar y promover información rigurosa y vital en salud para los hispanoparlantes.
Es una persona jurídica autónoma, con carácter de Fundación, sin ánimo de lucro, con capacidad de ejercer derechos y contraer obligaciones.
No tiene carácter alguno de tipo religioso, político o partidista.
Actualmente estamos orientados hacia la construcción de un nuevo y mejor algoritmo para comunicar y reportar la salud mental para hispanoparlantes.
Bogotá, Colombia
Contacto: elpacientecolombiano@gmail.com

Leave a Comment