Noticias

OMS: Alimentos Ultraprocesados Aumentan Obesidad en América Latina

Desde Washington, D.C., el 1 de septiembre de 2015, la OPS-Organización Panamericana de la Salud y la OMS-Organización Mundial de la salud informaron que las ventas de alimentos procesados industrialmente, incluyendo la comida rápida y las bebidas azucaradas, han aumentado de manera constante en América Latina, y están ayudando al incremento de las tasas de obesidad en las Américas, donde 1 de cada 2 adultos tiene sobrepeso u obesidad, y la proporción alcanza el 75% o más en algunos países. Entre los niños y adolescentes en edad escolar, entre 20 y 30% tienen sobrepeso u obesidad y las cifras están aumentando.

cover_EN

Informe sobre el impacto de los alimentos ultraprocesados en la obesidad

¿Qué son Alimentos Ultraprocesados? Los productos y bebidas ultra-procesados (PUP), son formulaciones listas para comer o beber. Se basan en sustancias refinadas, con una cuidadosa combinación de azúcar, sal y grasa, y varios aditivos. Incluyen bebidas azucaradas, snacks y ‘comidas rápidas .

La OMS y el Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer (WCRF) concluyen que las bebidas azucaradas, los snacks con alta densidad energética y las ‘comidas rápidas’ son causantes de obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y algunos cánceres.

Este incremento del consumo está correlacionado con con el aumento del peso corporal promedio, lo que indica que estos productos son un importante motor en el crecimiento de las tasas de sobrepeso y obesidad en la región.

Para Enrique Jacoby, asesor sobre Nutrición y Actividad Física de la OPS/OMS. “Estos productos no están diseñados para satisfacer las necesidades nutricionales de las personas. Están diseñados para que se conserven por mucho tiempo en los estantes y generan deseos incontrolados de consumo que llegan a dominar los mecanismos innatos de control del apetito y hasta el deseo racional de dejar de comer. Por eso resultan doblemente perjudiciales: son casi adictivos y eso lleva aumentar el sobrepeso y la obesidad, al tiempo que sustituyen los alimentos frescos, que son la base de una dieta natural rica en nutrientes”, añadió Jacoby.

El informe examinó las ventas de estos productos, incluyendo las bebidas carbonatadas no alcohólicas, refrigerios dulces y salados, cereales de desayuno y barras, golosinas, helados, bebidas deportivas y energéticas, jugos de frutas y vegetales, té y café embotellados, pastas para untar, salsas y comidas preparadas, entre otros.

Entre el 2000 y 2013, las ventas por persona de estos productos aumentaron un 26,7% en los 13 países latinoamericanos estudiados: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Las ventas de los mismos productos disminuyeron un 9,8% en América del Norte.

México y Chile son los mayores compradores y su población tuvo una media de masa corporal mayor. Donde las ventas de estos productos fueron menores y las dietas tradicionales prevalecieron -Bolivia y Perú- la media de la masa corporal fue menor.

Las Causas: La globalización a través de la penetración en el mercado de las corporaciones alimentarias extranjeras y multinacionales en los mercados nacionales y la desregulización del mercado.

“América Latina y otras regiones en desarrollo se han convertido en atractivos mercados para los fabricantes de alimentos industriales, especialmente cuando los mercados de altos ingresos se saturan o incluso empiezan a reducir el consumo de estos productos”, dijo Jean-Claude Moubarac, un experto en nutrición de la Universidad de São Paulo que realizó el estudio encargado por la OPS/OMS.

¿Qué Podemos hacer para Invertir la tendencia?

El informe recomienda que los gobiernos, la comunidad científica y las organizaciones de la sociedad civil apoyen e implementen políticas para proteger y promover la elección de alimentos saludables.

No es suficiente con la educación: Se requiere regular los precios, incentivar la agricultura familiar y los cultivos tradicionales, incluír los alimentos frescos de origen local en los programas de almuerzo escolar, y la promoción de las habilidades domésticas para la preparación de alimentos.

La regulación de la industria de los alimentos es clave para frenar la obesidad:  parte de la respuesta de Ecuador al sobrepeso y la obesidad es un nuevo sistema de etiquetado de los alimentos, sobre la base de recomendaciones de la OMS, que indica a los consumidores la cantidad de azúcar, sal y grasas se encuentran en alimentos procesados.

Estas medidas están en consonancia con el Plan de Acción para la Prevención de la obesidad en niños y adolescentes de la OPS/OMS que se aprobó en 2014 y que también llama a establecer límites estrictos a la comercialización de productos alimenticios poco saludables para los niños.

COMIDA SALUDABLE II

La comida preparada en casa es un factor positivo para combatir la obesidad.

Algunos Datos Clave:

  • En volumen, las ventas de productos ultra-procesados de alimentos y bebidas aumentaron un 48% entre 2000 y 2013 en América Latina, en comparación con 2,3% en América del Norte.
  • Las compras de comida rápida por persona aumentaron casi un 40% entre 2000 y 2013 en América Latina, basándose en datos de los 13 países estudiados. Estas compras se incrementaron en un 100% o más en Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana y Perú.
  • A partir de 2013, los brasileños y peruanos eran los mayores consumidores de comida rápida en América Latina, con 10 veces más compras que Bolivia (aunque se quedan muy por detrás de Canadá y Estados Unidos).
  • América Latina es el cuarto mayor mercado del mundo en ventas por persona de productos alimenticios y bebidas ultra-procesadas, después de América del Norte, Oceanía y Europa Occidental.
  • En América Latina, las ventas per cápita de productos ultra-procesados crecieron más rápido en Uruguay (146%), Bolivia (130%) y Perú (107%). La mayor parte del aumento fue en la venta de bebidas azucaradas.
  • Las ventas totales de bebidas gaseosas se duplicó en América Latina entre 2000 y 2013, llegando a 81 mil millones de dólares y superando las ventas de refrescos en América del Norte.
  • Canadá y Estados Unidos se sitúan en el primer y segundo lugar en ventas per cápita anuales de alimentos y bebidas ultra-procesadas entre los 80 países en todo el mundo para los que se dispone de datos. México ocupa el cuarto lugar, y Chile, séptimo.
  • En América Latina, dos empresas multinacionales captan dos tercios de todas las ventas de bebidas gaseosas y aperitivos dulces y salados.

Enlaces de Interés para Profundizar en el tema de la Epidemia de Obesidad en América Latina.

Alimentos y bebidas ultraprocesados en América Latina: tendencias, efecto sobre la obesidad e implicaciones para las políticas públicas

Hoja de datos

Plan de Acción para la prevención de la obesidad en la niñez y la adolescencia

Países de las Américas se comprometen a adoptar medidas para reducir la obesidad infantil

Acerca del autor

elpacientecolombiano

La Fundación Periodismo en Salud tiene como objeto generar, facilitar y promover información rigurosa y vital en salud para los hispanoparlantes.
Es una persona jurídica autónoma, con carácter de Fundación, sin ánimo de lucro, con capacidad de ejercer derechos y contraer obligaciones.
No tiene carácter alguno de tipo religioso, político o partidista.
Actualmente estamos orientados hacia la construcción de un nuevo y mejor algoritmo para comunicar y reportar la salud mental para hispanoparlantes.
Bogotá, Colombia
Contacto: elpacientecolombiano@gmail.com

Leave a Comment