Noticias

El Asbesto Causa la Muerte Blanca: ¿Por qué Prohibirlo?

El Asbesto causa la muerte blanca o Mesotelioma. Dicen que es la sustancia más inmoral con la que se ha hecho trabajar a la gente. Está presente en miles de formas en nuestra vida cotidiana.

Sí hay evidencia científica de su toxicidad y letalidad. La información veraz es un derecho y el asbesto es un problema de Salud Pública.  La única posibilidad para su regulación es la prohibición. Pero sobre todo, la prohibición es solo el comienzo

Este problema de salud pública global afecta a millones de personas. Son previsibles y conocidos los resultados por la exposición al Asbesto: cáncer de pulmón, tumores laríngeos, y trastornos malignos del tracto gastrointestinal. Es numerosa la evidencia científica que lo demuestra: Para marzo de 2007, en The Lancet, tal vez una de las revistas científicas más prestigiosas y creíbles del mundo,  el Doctor Ro-Ting Lin y sus colegas analizaron la experiencia de 33 países, y mostraron que el consumo nacional de asbesto, después de un periodo de latencia de 30-40 años, se traduce inexorablemente en un número proporcional de muertes por mesotelioma y asbestosis.

FIBRAS DE ASBESTO NOCIVAS PARA LA SALUD

También se sabe que las más peligrosas para la salud son las anfibòliques por sus características. Son fibras rectas, de silicatos hidratados, muy polvorientas, las cuales pueden permanecer mucho tiempo en el tejido pulmonar y evolucionar hacia el cáncer de pulmón o el mesotelioma.

¿Qué es la Asbestosis?

Ha sido una de las enfermedades características del siglo XX. Es una enfermedad respiratoria provocada por la inhalación de fibras de asbesto o amianto, partículas microscópicas, invisibles para el ojo, que se alojan en los alvéolos pulmonares. Es letal, grave, progresiva, irreversible y de larga duración. A menudo va acompañada de obstrucciones y restricciones respiratorios. 

La asbestosis puede existir también sin síntomas. Muchos enfermos que la tienen no lo saben. Es una enfermedad progresiva, que puede seguir empeorando el cuerpo aunque éste ya no esté en contacto con el asbesto.

¿Cuáles son sus Síntomas?
  • Dificultad para respirar.
  • Falta constante de aliento.
  • Tos persistente.
  • Rigidez torácica.
  • Dolor torácico.
  • Pérdida de apetito.
  • Sonido seco en los pulmones cuando la persona inspira.
Cáncer de Pulmón por Asbesto

El cáncer de pulmón causado por el amianto no se diferencia del cáncer de pulmón causado por otros factores ambientales. Los signos clínicos y los síntomas causados por el cáncer por amianto no difieren de otros cánceres de pulmón producidos por la exposición a fumar cigarrillos, arsénico, éteres clorometílicos, cromo, níquel o radiación ionizante.

También puede producir fibrosis retroperitoneal (RPF). Es una enfermedad poco frecuente y con una causalidad desconocida en la mayoría de los casos. Ante la hipótesis sobre el posible papel del asbesto en el  desarrollo del FPR y basándose en su capacidad para causar fibrosis en el tejido pulmonar y pleural, los resultados mostraron que la exposición al asbesto en el trabajo es un factor causal importante para FPR y debe considerarse una enfermedad profesional.

La exposición a las fibras de amianto se produce en primer lugar en las minas de amianto, las industrias de moler, las hilaturas donde se procesa el amianto, las de materiales de la construcción, la fabricación de refractarios, las industrias automovilística y naval, entre otras.

Los familiares de los trabajadores en contacto con el amianto también pueden adquirir la enfermedad debido a las partículas que se transportan con la ropa de los obreros. También la población que vive cerca de una de estas industrias adquiere asbestosis simplemente por inhalar las fibras en suspensión en la atmósfera.

¿Dónde está el Asbesto?

Ha sido integrado en una multitud de aparatos: hornos, estufas, cocinas, sartenes, calderas, planchas y tablas de planchar, encimeras, griferías, refrigeradores, calentadores de agua, motores y alternadores, vehículos (frenos, embragues, juntas), equipos ferroviarios, barcos, aviones, aparatos eléctricos, componentes utilizados en las obras públicas (canalizaciones) y en los edificios (placas de cielo raso, puertas de ascensores, válvulas corta-fuegos, juntas, tabiques, entre otros.

Asbesto y Desmantelamiento de barcos

A pesar de que se informe de la protección de la salud en estos astilleros, las condiciones de higiene parecen ser desastrosas y las normas de eliminación de los residuos son prácticamente inexistentes. ¿Cómo se debería actuar para que la gente sea consciente de este grave problema de transmisión del riesgo y controlarlo de manera duradera?

Actividades, que conllevan un riesgo fuerte de exposición al asbesto, como la destrucción de antiguos buques, se llevan a cabo en países en los que la mano de obra es muy barata.

No existe consenso sobre los niveles adecuados de exposición, señala Raja Flores, profesor de cirugía torácica en la Escuela de Medicina de Icahn, el Monte Sinaí, Nueva York, NY, EE.UU.. “Hay informes contradictorios acerca de los niveles de exposición a las sustancias cancerígenas como el amianto o asbesto. Además, se utilizan diferentes técnicas, que pueden conducir a informes contradictorios “.

En un análisis profundo y con muchos registros documentales, Geoffrey Tweedale revela en “del Mineral Mágico al Polvo Asesino” el escándalo surgido en el Reino Unido por el uso del Asbesto. El libro se basa en un millón de páginas de documentos que fueron descubiertos por el el Chase Manhattan Bank (Chase) contra Turner y Newall (T∧N), una corporación multinacional dominante en la explotación de Asbesto.

Del Mineral mágico al polvo asesino es un estudio del típico caso de crimen corporativo. Allí se cuenta cómo una empresa dominante en una industria extremadamente peligrosa logró traspasar los costos sanitarios y económicos de la empresa a los trabajadores y a la sociedad por muchas generaciones.

El pasado 9 de Junio de 2016, el Proyecto de Ley 097 de 2015 Senado “Por el cual se prohíbe la producción, comercialización, exportación, importación y distribución de cualquier variedad de asbesto en Colombia”, fue hundido en debate. Para la directora del Instituto Nacional de Cancerología, Dra. Carolina Wiesner,

El asbesto debe prohibirse por ser uno de los carcinógenos más importantes que causa la mitad de las muertes asociadas a cáncer ocupacional. Tras un análisis con el Ministerio de Trabajo, se hizo una evaluación de trabajadores expuestos. Hay 92.210 expuestos a las diferentes fuentes de asbesto como la minería,  producción de asbestos cementos, productos de fricción, talleres de industria automotriz y otros”.

Las enfermedades debidas a la exposición al asbesto tienen un largo período de latencia, a veces de más de 30 años. Así, la proyección de las estadísticas de mortalidad por asbesto en los países desarrollados que prohibieron su producción durante la década de los noventa (Alemania, Francia, Gran Bretaña) mostrarán el pico de mortalidad alrededor del año 2025.

ASBESTO PELIGROSO Y CANCERÍGENO

Para 1970 los peligros y letalidad del Asbesto eran mundialmente conocidas. Tras su regulación y prohibición en cerca de 60 países en el mundo, la industria contrató a especialistas en relaciones públicas, con amplia experiencia en realizar campañas para la industria del tabaco.

Sorprende que en Colombia aún no esté prohibido. El traslado de industrias sucias desde países desarrollados, donde la legislación, más estricta, es férreamente controlada, hacia los países más pobres, donde prima la debilidad de los sistemas de regulación y control facilita la radicación de tecnologías contaminantes. Así vemos cómo Canadá, Estados Unidos, la Unión Europea y otros prohíben terminantemente la explotación y uso del asbesto, mientras que aumenta su producción y consumo en países de Asia (China, India), África (Zimbabwe) o Latinoamérica.

Las siguientes son algunas conclusiones en su contexto científico real:

– El asbesto es un reconocido cancerígeno y no hay umbral para un cancerígeno.

– No hay uso seguro del asbesto y la morbimortalidad no ha decrecido. Se ha incrementado.

– Hay alternativas menos peligrosas y no son válidas las políticas de doble Standard.

Estados como Colombia, tienen la responsabilidad de enfrentarse a esta catástrofe de salud pública en su territorio como resultado de las utilizaciones pasadas y presentes de este material peligroso.  Tienen el deber moral de detenerlo y asumir sus consecuencias.

 

 

 

Acerca del autor

elpacientecolombiano

La Fundación Periodismo en Salud tiene como objeto generar, facilitar y promover información rigurosa y vital en salud para los hispanoparlantes. Es una persona jurídica autónoma, con carácter de Fundación, sin ánimo de lucro, con capacidad de ejercer derechos y contraer obligaciones. No tiene carácter alguno de tipo religioso, político o partidista.
Actualmente estamos orientados hacia la construcción de un nuevo y mejor algoritmo para comunicar y reportar la salud mental para hispanoparlantes.
Bogotá, Colombia
Contacto: elpacientecolombiano@gmail.com

Leave a Comment